Happinage

Hace un poco más de un siglo la esperanza de vida seguía siendo de treinta años: lo justo para aprender a sobrevivir, si se contaba con la suerte, y culminar el propósito evolutivo de reproducirse. No había futuro ni, por lo tanto, la posibilidad de plantearse un objetivo tan insospechado como el de ser felices. Ésta era una cuestión que se aparcaba para después de la muerte y dependía de los dioses. La revolución científica ha desatado el cambio más importante de toda la historia de la evolución: la prolongación de la esperanza de vida que ha generado más de cuarenta años redundantes –en términos evolutivos-. Por primera vez la humanidad tiene futuro y se plantea, lógicamente, cómo ser feliz aquí y ahora.

Eduard Punset

Eres, sabes que eres, sabes otras cosas e incluso sabes que no sabes.

Puedes hacer y deshacer e incluso, de alguna forma, puedes no hacer.

Amas, eliges y amas, o incluso escoges no elegir y simplemente amar.

Ahora mismo estás volando a 30 km/h con una bola gigante bajo tus pies alrededor de una inmensa pelota de fuego que a su vez se transporta alrededor de la Via Láctea a 220 km/segundo. Tal vez si paras el coche puedas sentir la velocidad del universo en tu cara y en tu pelo. No será tan obvio como cuando vas a toda leche por la autopista, la melena se te revoluciona y los mechones se patean entre sí, pero será real.

¿No es todo esto razón suficiente para darte cuenta de que tú vives en la era de la felicidad?

Advertisements

Deixa un comentari

Filed under Castellano

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s